Charla Software libre en la ETSAM

Charla Software libre en la ETSAM

Hace apenas unos años, hablar de Linux era hablar de un entorno extraño, libre en su filosofía pero elitista en su uso, idealmente accesible a cualquiera pero en realidad sólo a unos pocos iniciados. Sin embargo actualmente este sistema operativo y el software libre en general han avanzado grandes pasos en atractivo y amabilidad para con el usuario, manteniendo todo su potencial de base. Como consecuencia de esto, y tras llegar a cada vez más ordenadores personales, comienza por fin a plantearse como una opción interesante en el ámbito profesional. El cambio al software libre es para, muchos de nosotros, un tema de ideología y compromiso dirigidos a garantizar un ecosistema creativo mucho más libre, justo y accesible. El uso de software libre o de código abierto, al menos para el arquitecto, es una búsqueda en el presente y una apuesta para el futuro. Y para buscar y apostar, se necesita la convicción de estar haciéndolo por algo que vale la pena. Sin embargo, aparte de su base ideológica, el software libre está alcanzando hoy día un nivel de madurez, funcionalidad y diseño que lo hacen atractivo en sí mismo. Tiene, además, una serie de características propias que son el resultado más o menos directo de su filosofía y su forma de gestión: seguridad, modularidad, libre modificación, reparabilidad, independencia tecnológica y gratuidad. Los ponentes de las jornadas, en general, hemos comenzado nuestras carreras profesionales utilizando las herramientas más extendidas, como las de Autodesk o Adobe. De una u otra manera nos hemos ido acercando al software libre hasta llegar a un momento en el que la mayoría de los...
Castillos de arena

Castillos de arena

¿Quien no ha jugado a hacer castillos de arena en la playa? No hace falta ser arquitecto pero nos da ventaja y hasta el mismísimo Le Corbusier se atrevía con ellos. Un grupo de investigación de la Universidad de Ámsterdam ha publicado un estudio en la revista Nature sobre cómo construir un castillo de arena perfecto. Según los autores del estudio, la clave está en no usar más de un 1% de agua. La cantidad que se eche a la mezcla ha de medirse con mucha precisión: si lo hacemos bien, podremos construir castillos de varios metros de altura, pero si añadimos más de la cuenta, la construcción acabará por derrumbarse por la inconsistencia de la mezcla.  A pesar de que se emplea tiempo y esfuerzo en construirlos,  no se puede evitar que se los lleven las olas del mar. Los castillos de arena tienen el triste destino de ser bellos y efímeros. Pero si sois lo bastante buenos y estáis sedientos de concursos, los más famosos son los de Sidney o, en Europa, el de Blanquenberge (Bélgica). No es necesario estar colegiados ni cumplir con el código técnico. Con referencias como la arquitectura orgánica del primer Aldo Rossi, Gottfried Bohm, la sede de la filarmónica de Berlín de Hans Scharoun o la catedral de  Abidjan de Aldo Spirito, Calvin Seibert hace auténticas esculturas arquitectónicas demostrando que la arquitectura moderna tiene cabida en las playas.  Por si los castillos os aburren, os mostramos el trabajo de Jim Denevan, que usa la arena como lienzo para dibujar obras de tamaño épico con precisión matemática. Con esta imagen tan refrescante de...
Disfraz de arquitecto

Disfraz de arquitecto

¿Llega el Carnaval y aún no sabes que ponerte? Hemos hecho un repaso de los disfraces que arquitectos reconocidos han llevado a sus fiestas a lo largo de la historia para daros unas pistas. Un doble clásico: Le Corbusier y los disfraces de mujer. Para improvisar un disfraz en diez minutos o le robas la ropa a tu mujer/madre o con unas simples cortinas y una barra de labios te vistes de esta guisa.  Si no te quieres disfrazar pero quieres integrarte en la fiesta con pintura de cara puede ser suficiente, como Charles Eames. Para los que tienen más tiempo y les ha sobrado material de maqueta un disfraz de su propio edificio es la mejor opción, ha habido múltiples ejemplos. 1: Michael Graves, Charles Gwathmey, Richard Meier y Peter Eisenman. 2: Phillip Johnson. 3: William Van Allen Los disfraces grupales eran un clásico en la Bauhaus, una idea para todos los colectivos. Y si no eres arquitecto, pero quieres disfrazarte de uno te lo ponemos fácil con este kit instantáneo. ¡Feliz...
Juguetes para pequeños arquitectos

Juguetes para pequeños arquitectos

Llega la Navidad y en Exit architects nos hemos puesto a contar y entre todos sumamos 12 niños. Eso es, por lo menos, todo un camello de los Reyes Magos.  Evidentemente, las cartas de nuestros hijos están llenas de muñecas, figuras de acción y todo tipo de vehículos sin motor. Pero también incluyen otro tipo de juguetes más relacionados con el trabajo de papá o mamá, que a ellos les gustan y a nosotros también, y de los que hemos hecho una pequeña selección en este post para ayudar a indecisos (o a los tíos, que nunca saben que pedir en sus cartas). Para menores de un año: Tapikids de la marca francesa Deuz, están impresos en algodón ecológico y van con una bolsa de tela para poder llevártelo donde quieras y cuando quieras. 54 euros, en Glück! La Gagarina es una muñeca tentetiesa rusa que tiene un cascabel dentro que suena de forma encantadora. El diseño de esta muñeca lleva siendo el mismo desde los años 60. 15cm. 25 euros, en Glück! Puzzles a partir de los 3 años: Puzle en 3D de cartón de la marca Kids on Roof que permite total libertad para construir una ciudad. 30 euros, en Glück! House of Cards es un clásico diseñado por Charles Eames en 1952. ¿Quién no ha jugado a hacer torres con cartas? Sólo lo hemos encontrado en la tienda del MOMA, 50 dólares más gastos de envío. Construcciones a lo grande: Crazy Forts, 25 bolas de precisión geométrica y 44 palos que se conectan para crear una multitud de estructuras de juego posible. 51,99 euros, en Toysrus....