Las 3 vidas de Ré Soupault

Ré Soupault (1901-1996) es el seudónimo de la artista alemana Meta Erna Niemeyer, que fue alumna de la Bauhaus, fotógrafa, diseñadora de moda, ensayista y traductora. Hoy en día es considerada una de las fotógrafas más importantes del siglo XX.

En la Bauhaus de Weimar, donde estuvo de 1921 a 1925, fue alumna, entre otros, de Kandinsky, Muche, Schlemmer, Paul Klee y Johannes Itten. Sobre este último diría años más tarde que “con él aprendimos a ver de nuevo, a pensar y a conocernos a nosotros mismos…”

En 1925 se muda a Berlín y empieza a trabajar como periodista de moda, a la vez que se relaciona con los movimientos de vanguardias de aquella época, sobre todo a través del pintor y director de cine dadaísta Hans Richter, con el que se casó en 1926 y del que se separó poco después.

En 1928 se traslada a París como corresponsal de moda y en 1931 abrió su propio taller como diseñadora, consiguiendo en poco tiempo bastante renombre con diseños revolucionarios para su tiempo como el “vestido transformable”: “… La idea es que una mujer que trabaja por el día en la oficina y luego tiene que salir a cenar por la noche no tenga que pasar por casa para cambiarse, sino simplemente con una cremallera y dos broches transforme su traje en un vestido…”

En 1933 conoce en la embajada rusa al escritor Philippe Soupault, que en 1919 había escrito junto a André Breton el considerado primer texto surrealista. Soupault, que ya desde 1922 se había apartado del surrealismo, trabajaba como afamado periodista para diversos medios como VU, Excelsior o L’intransigeant y convenció a Ré para que fuera la fotógrafa de sus reportajes.

A partir de 1934 realizaron viajes por países de toda Europa (entre otros España, pocos meses antes de la Guerra Civil) hasta que en 1938 se fueron a Túnez con el encargo del presidente socialista francés Léon Blum de abrir una emisora de radio antifascista. En 1942, tras la ocupación alemana de Túnez, se fueron con lo puesto a Argelia, y en 1943 (en un buque norteamericano de transporte de tropas) a los EEUU, con el encargo del General de Gaulle de crear una agencia de noticias francesa para toda América.

Allí se reencontraron con muchos amigos artistas exiliados y Ré siguió acompañando a su marido (se habían casado en 1937) en sus viajes por todo Sudamérica, hasta que se separaron en 1945. Ella entonces se quedó a vivir en Nueva York escribiendo artículos para International Digest y Travel Magazin.

En junio de 1948 se vuelve a Europa y empieza a trabajar como traductora para una editorial de Zurich, mientras vive en Basilea. Aparte realiza reportajes para diversas radios suizas y alemanas, actividad que siguió desarrollando hasta finales de los años 80.

En 1955 deja Basilea y vuelve a París. En 1967 rueda junto a su ex-marido Philippe Soupault un documental sobre Kandinsky. También con él publicó numerosas antologías de cuentos, sin dejar nunca su trabajo como traductora.

Su obra como fotógrafa, actividad que había dejado completamente en 1950, fue dada a conocer a partir de 1981 por el editor alemán Manfred Metzner, gracias sobre todo a que una amiga de la artista encontró por casualidad en Túnez una caja con todos los negativos que dejó allí al escapar a Argelia huyendo de los nazis.

Ré Soupault murió en Versalles el 12 de marzo de 1996, tras una vida admirablemente intensa y prolífica.

autorretrato-Hammamet-Tunez-1939

 
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedInPin on Pinterestshare on TumblrDigg thisShare on RedditBuffer this pageEmail to someonePrint this page

2 Comentarios

  1. Buenas tardes.

    Estoy realizando un trabajo de investigación sobre la obra de Kandinsky y me gustaría saber si existe algún modo a través de internet de tener acceso al documental al que hacen alusión en el texto, el cual Ré Soupault y su marido Philippe hicieron acerca de este artista.

    Muchas gracias.

    Un saludo.

    Reply
  2. Hola Elena, perdona el retraso en responder a tu comentario. Por desgracia el único dato que tengo es que lo realizaron para la televisión francesa. Un saludo

    Reply

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *