Hught Maaskant: un profesional de la Arquitectura

Hught Maaskant: un profesional de la Arquitectura

Hugh Maaskant (Rotterdam, 1907-1977) es conocido por haber contribuido decisivamente a re-configurar el Rotterdam de la posguerra con edificios como el Hotel Hilton, el complejo de oficinas Groothandelsgebouw, o los bloques de vivienda Lijnbaan. Empezó su carrera en 1937 como ocio de  Willem van Tijen, pero se estableció en solitario en 1955, produciendo sus trabajos más importantes en los años 50 y 60. Por tanto su trabajo refleja la evolución de la arquitectura holandesa desde el periodo de entreguerras hasta los “confusos” años 70. La importancia de Maaskant no es tanto por la calidad de sus obras (aun manteniendo un nivel medio más que digno) sino por la cantidad y el volumen de sus proyectos. Y sobre todo por su forma de entender y ejercer la figura del Arquitecto.   Gracias a sus buenos contactos en el mundo empresarial, político y profesional, estuvo en pleno centro del desarrollo de Holanda después de la 2ª Guerra Mundial y hasta el boom de los años 60.En las antípodas del arquitecto de “mesa camilla”, entendía la Arquitectura como el producto de un trabajo en equipo, y su estudio como una empresa.     Más gestor que creador, le gustaba definirse a sí mismo como “un mal director de una buena orquesta”. Su trabajo era coordinar un equipo multidisciplinar de profesionales de distintos ámbitos, con el fin de producir edificios e infraestructuras conectadas donde se pudiera desarrollar la actividad urbana (trabajo, movilidad, residencia..). Atento permanentemente a los avances de la industria y la tecnología, los incorporaba sin complejos en sus edificios al servicio de las necesidades de sus clientes. En su obra se...
Haus-Rucker-Co: Regreso al futuro

Haus-Rucker-Co: Regreso al futuro

Flyhead, Environment Transformer, 1968 Haus-Rucker-Co fue un grupo vienés fundado en 1967 por los arquitectos Laurids Ortner, Günther Zamp Kelp y el pintor Klaus Pinter, al que más tarde se unió el también arquitecto Manfred Ortner. Su trabajo exploró el potencial de representación de la arquitectura a través de instalaciones y “happenings” en las que usaban sobre todo estructuras neumáticas y dispositivos protésicos que alteraban la percepción del espacio. Mind Expander, 1967 Se encuadran por tanto dentro de la corriente utópico-experimental de los 60 que desarrollaron grupos como Archigram, Superstudio, Archizoom, Ant Farm, Coop Himmelblau,… Dentro de ese movimiento, Haus-Rucker-Co destaca por el énfasis en el tema de la percepción sensorial y por sus diseños para crear medioambientes experimentales alterados tecnológicamente. Su trabajo más sugerente fue, sin duda, la serie de artefactos diseñados entre 1967 y 1969 para su Programa de Expansión Mental. Burbujas, cápsulas y máscaras para distorsionar la percepción personal y las relaciones con los otros que no sólo alteran el entorno físico sino también crean espacios sicológicos. Flyhead, Viewatomizer y Drizzler, 1968   Environmental Transformer, 1968 Otro trabajo en esa línea fue Yellow Heart, de 1968. Una cápsula para 2 personas que se inflaba y desinflaba rítmicamente imitando los latidos de un corazón. Yellow Heart, 1968 Influidos por las ideas situacionistas, Haus-Rucker-Co crearon también instalaciones en espacios públicos donde el espectador se volvía participante y un elemento activo del entorno, dejando de ser por tanto mero espectador pasivo. Dentro de este grupo se encuentran actuaciones como Oase nr. 7, una protuberancia esférica de 8 metros de diámetro adosada a un edificio en el marco de la...
Ken Adam: El arquitecto 007

Ken Adam: El arquitecto 007

Entre 1962 y 1979, Sir Kenneth Adam, nacido (como Klaus Adam) en Berlín en 1921 y emigrado a Inglaterra en 1934, diseñó casi todos los decorados de las películas más famosas de James Bond. Desde el apartamento supermoderno y subterráneo del “Dr. No” (1962) o el Fort Knox de “Goldfinger” (1964), pasando por la central de Blofeld, oculta en un volcán artificial, en “Sólo se vive dos veces” (1966) y hasta las naves espaciales de “Moonraker” (1979), Ken Adam diseñó ilusiones espectaculares de arquitectura para el público de todo el mundo. Influenciado por la escenografía expresionista de “El gabinete del Dr. Caligari” o “El testamento del Dr. Mabuse” y después de estudiar un par de años en la Bartlett School of Architecture (hasta que empezó la Segunda Guerra Mundial), en 1948 se introdujo en el mundo del cine como delineante, trabajando en la década de los 50 en películas como “Ben Hur” o “La vuelta al mundo en 80 días”, por la que obtuvo su primera nominación a los Oscar. A medida que fue asumiendo cargos más importantes en el Diseño de Producción, y frente a la influencia del cine neorrealista, Ken Adam siempre defendió la construcción virtual de los espacios y las arquitecturas simbólicas de sus películas.   Desde las ensoñaciones del futurismo italiano hasta las espectaculares viviendas californianas de John Lautner, sus diseños recogen una curiosa amalgama de influencias y reflejan un mundo entre extravagante y vanguardista que marcó decisivamente la atmósfera de las películas y sedujo a toda una generación de espectadores. Aparte de la saga de Bond, Adam trabajó en películas inolvidables como “Dr. Strangelove”...
Disfraz de arquitecto

Disfraz de arquitecto

¿Llega el Carnaval y aún no sabes que ponerte? Hemos hecho un repaso de los disfraces que arquitectos reconocidos han llevado a sus fiestas a lo largo de la historia para daros unas pistas. Un doble clásico: Le Corbusier y los disfraces de mujer. Para improvisar un disfraz en diez minutos o le robas la ropa a tu mujer/madre o con unas simples cortinas y una barra de labios te vistes de esta guisa.  Si no te quieres disfrazar pero quieres integrarte en la fiesta con pintura de cara puede ser suficiente, como Charles Eames. Para los que tienen más tiempo y les ha sobrado material de maqueta un disfraz de su propio edificio es la mejor opción, ha habido múltiples ejemplos. 1: Michael Graves, Charles Gwathmey, Richard Meier y Peter Eisenman. 2: Phillip Johnson. 3: William Van Allen Los disfraces grupales eran un clásico en la Bauhaus, una idea para todos los colectivos. Y si no eres arquitecto, pero quieres disfrazarte de uno te lo ponemos fácil con este kit instantáneo. ¡Feliz...