Haus M: nuestra primera obra fuera de España…

Haus M: nuestra primera obra fuera de España…

Pues sí… después de romper varios cántaros yendo y viniendo a la fuente, por fin arranca nuestra primera obra internacional… Se trata de una casita de vacaciones en medio de los Alpes austríacos, en la región de Vorarlberg. El solar, situado a media ladera en un estrecho valle y orientado a sureste, disfruta de unas vistas espectaculares. En invierno basta con dejarse deslizar ladera abajo para llegar al remonte de la pista de esquí, y en verano se puede disfrutar de unos paseos maravillosos (con desnivel, claro) directamente desde la puerta de casa. Vamos, que la vecina se podría llamar Heidi… Para que os hagáis una idea esta es la vista desde el solar…     Como no podía ser menos en esta zona, la casa (a excepción de los muros de contención de planta baja) está íntegramente construida con madera: muros exteriores, divisiones interiores, forjados y fachada.  Esta región de Austria, de lógica tradición maderera, es especialmente conocida por haber sabido conjugar desde los años 80 la experiencia y el conocimiento secular en el uso del material con una apuesta desacomplejada por la arquitectura moderna, el uso de las últimas tecnologías y la sostenibilidad. De hecho, desde el primer momento los clientes (una familia “normal” de la zona) estaban decididos a construirse una casa contemporánea, sin caer en el simple mimetismo con las viviendas tradicionales del entorno.     Por lo demás, el programa está pensado para estancias cortas y, a pesar de las reducidas dimensiones, sí que incorpora elementos de la arquitectura tradicional, como el ámbito exterior previo a la entrada y protegido de la nieve (“Schopf”)...
Concurso del Nuevo Centro de Depósito e Investigación de los Museos del Tirol (Austria)

Concurso del Nuevo Centro de Depósito e Investigación de los Museos del Tirol (Austria)

Os presentamos nuestra última incursión en el extranjero. Se trata del concurso internacional para la construcción del nuevo Centro de Depósito e Investigación de los Museos del Tirol ( Austria ). El solar, ubicado en Hall, localidad cercana a Innsbruck, tiene un desnivel de 8 m y se encuentra en el lado norte del valle del rio Inn. Con los alpes como fondo, se encuentra en una típica extensión dispersa de las ciudades medias centroeuropeas, sin referencias muy marcadas. El edificio acoge dos programas complementarios, pero con necesidades muy diversas. Por un lado, los depósitos, que alojarán las colecciones no expuestas, suponen el 75 % del programa. Es una zona inerte, sin iluminación y con elevadas prestaciones a nivel de control climático. Por otro, los talleres de restauración tan sólo requieren del 25 % de la superficie, y se agrupan en departamentos autónomos. La solución propuesta busca la sencillez y claridad casi diagramática de la disposición de usos. Los depósitos solucionan, como un zócalo escalonado, el desnivel del solar, generando un podio donde apoyar los talleres. Éstos se ordenan en torno a un claustro, con una solución modular, ligera y abierta. Constructivamente se produce la misma dualidad. El zócalo, masivo y de elevada inercia térmica, de hormigón al interior y tapial al exterior, consigue hacer más amable el contacto con la ciudad mediante el uso de una textura más cercana. Los talleres, ligeros, de estructura de madera y vidrio, se abren al claustro y a la iluminación natural.  Si bien esta vez nos quedamos en la segunda vuelta, estamos muy contentos de la solución...