Una historia por escribir: Los hermanos Rasch

Una historia por escribir: Los hermanos Rasch

En el museo MARTA de Herford (Alemania) acaba de terminar, con el título “La mirada desencadenada”, una exposición sobre 2 perfectos desconocidos que, sin embargo, podrían haber pasado a la historia como unos de los arquitectos más revolucionarios del período de entreguerras: los hermanos Heinz (1902-1996) y Bodo Rasch (1903-1995). En los escasos 4 años que trabajaron juntos, de 1926 a 1930, con estudio en Stuttgart, los hermanos Rasch no dejaron campo alguno del diseño por explorar, realizando aportaciones concretas o sugerencias de muchísimo interés  sobre todo en 3 campos: diseño gráfico, mobiliario y arquitectura. Empezando por la última, si bien es cierto que no llegaron a construir ninguna de sus propuestas más atrevidas, sus bocetos sobre edificios colgantes, proyectos con containers o sus visiones de arquitecturas neumáticas se adelantaron claramente a su tiempo, conceptual y técnicamente, y han sido desarrolladas bastantes años después por otros arquitectos. La más documentada es su propuesta para la “Casa Colgante”, que consiste básicamente en una torre circular y completamente acristalada donde los forjados cuelgan de un mástil atirantado con cable metálicos, en una especie de metáfora construida del árbol y el nido. Igualmente dejaron también bocetos de un “Estadio para 80.000 espectadores” con una cubierta textil colgada de cables, o una “Estación de mercancías” que es en realidad un puente colgante sobre un “río de trenes”.   En el tema del mobiliario, en el que se ocuparon extensamente, a raíz de su trabajo en la Weissenhofsiedlung  de Stuttgart para amueblar las casas de Mies y de Behrens, participaron directa y activamente en la concepción de la silla en voladizo, desarrollada después por...