EXIT ARCHITECTS es un equipo de arquitectos formado para integrar el conocimiento y la experiencia de cada uno de sus miembros, y abordar con la máxima solvencia y capacidad su labor profesional.

La filosofía del equipo es afrontar cada trabajo de una forma personalizada, conscientes de la singularidad de cada cliente, identificados con sus necesidades y objetivos, y adaptados a las circunstancias específicas de cada lugar.

Nuestra experiencia está avalada por los más de 85.000 m2 y 79 millones de euros de obra proyectada y dirigida en los últimos diez años, principalmente en edificios de vivienda y equipamientos dotacionales.

Este bagaje nos ha aportado un conocimiento profundo y realista de todo el proceso constructivo y la capacidad de realizar tanto proyectos bien desarrollados como una gestión eficaz de relación entre todos los agentes que

intervienen en él (propiedad, constructora, organismos, control de calidad, project management…)

Asimismo estamos inmersos en diferentes iniciativas de colaboración con otras oficinas internacionales de arquitectura, con el fin de ampliar nuestro ámbito de trabajo y abrirnos a nuevas experiencias.

Últimas entradas del Blog

Nuevas formas de representar arquitectura

El de los videojuegos es un mundo en en constante evolución. Desde los iniciales 8 bits hemos asistido a la consolidación de una industria cuyo crecimiento es envidiado por cualquier otra relacionada con el ocio, con una cuota de mercado muy superior a las del cine o la música y con la mejor proyección de todas ellas naciendo fenómenos a su alrededor como los Esports. Desde la isla de Myst, pasando por Rapture, la ciudad subterranea de Bioshock, las recreaciones de la saga Assassin’s Creed o los ambientes de creaciones como Journey, el interés del videojuego para un arquitecto, va en muchos casos más allá del puro ocio. Comenzamos a encontrarnos recreaciones arqueologicas realizadas como un videojuego, con publicaciones como Metaspace que se dedica a analizar la arquitectura y urbanismo de los mismos, y en general, con un creciente interés por las posibilidades que este tipo de soporte nos puede abrir. Desde los croquis, planos y maquetas hemos visto como en los últimos años la representación de la arquitectura ha ido evolucionando junto con las nuevas tecnologías hacia el vídeo y sobre todo la infografía, que ha ido ganando terreno hasta convertirse quizá en la principal herramienta, ya sea a través de imágenes fijas o de recorridos virtuales. La unión de los programa de 3d con los denominados motores de videojuegos abre un nuevo camino en la representación de la arquitectura donde el usuario toma el protagonismo.  000 Los motores de videojuegos, o game engines, son herramientas que nos permiten crear videojuegos. Cuentan con un motor de físicas, sonidos, scripting, animación, inteligencia artificial y sobre todo con un motor de renderizado capaz de generar un gran número de fotogramas por segundo. Lógicamente la calidad de representación de un...

Una historia por escribir: Los hermanos Rasch

En el museo MARTA de Herford (Alemania) acaba de terminar, con el título “La mirada desencadenada”, una exposición sobre 2 perfectos desconocidos que, sin embargo, podrían haber pasado a la historia como unos de los arquitectos más revolucionarios del período de entreguerras: los hermanos Heinz (1902-1996) y Bodo Rasch (1903-1995). En los escasos 4 años que trabajaron juntos, de 1926 a 1930, con estudio en Stuttgart, los hermanos Rasch no dejaron campo alguno del diseño por explorar, realizando aportaciones concretas o sugerencias de muchísimo interés  sobre todo en 3 campos: diseño gráfico, mobiliario y arquitectura. Empezando por la última, si bien es cierto que no llegaron a construir ninguna de sus propuestas más atrevidas, sus bocetos sobre edificios colgantes, proyectos con containers o sus visiones de arquitecturas neumáticas se adelantaron claramente a su tiempo, conceptual y técnicamente, y han sido desarrolladas bastantes años después por otros arquitectos. La más documentada es su propuesta para la “Casa Colgante”, que consiste básicamente en una torre circular y completamente acristalada donde los forjados cuelgan de un mástil atirantado con cable metálicos, en una especie de metáfora construida del árbol y el nido. Igualmente dejaron también bocetos de un “Estadio para 80.000 espectadores” con una cubierta textil colgada de cables, o una “Estación de mercancías” que es en realidad un puente colgante sobre un “río de trenes”.   En el tema del mobiliario, en el que se ocuparon extensamente, a raíz de su trabajo en la Weissenhofsiedlung  de Stuttgart para amueblar las casas de Mies y de Behrens, participaron directa y activamente en la concepción de la silla en voladizo, desarrollada después por...

Kar-a-Sutra (Mario Bellini, 1972)

En el año 1972 el diseñador Mario Bellini presentó en el MOMA de Nueva York, en el marco de una exposición dedicada al diseño italiano, el prototipo de un nuevo concepto de automóvil que influyó decisivamente en el desarrollo posterior de la industria como precursor del monovolumen. Si bien este concepto no era ni mucho menos una idea original de Bellini (del Alfa Romeo de Castagna de 1913 al Fiat 600 Multipla de Pininfarina, de 1956), la radicalidad y sencillez con la que éste lo plantea y la idea de un espacio multi-configurable, lo convierten en un hito fundamental.      Sin embargo, más allá de su interés histórico, con la tecnología que permite los coches no tripulados ya desarrollada y su implantación a la espera de cambios más burocráticos que técnicos, creemos que el concepto de Bellini recupera de pleno toda su fuerza y su carácter visionario. Dado que la nota de prensa del propio MOMA resume perfectamente las ideas principales, nos limitamos a transcribir ésta a continuación. “Bellini cree que los coches actuales son espacios incómodos donde la gente, encajonada, no pueden disfrutar plenamente del placer sensorial del movimiento en un espacio abierto. Igualmente se muestra escéptico respecto a las caravanas actuales que, aunque diseñadas para la movilidad, se niegan a desarrollar ese aspecto del diseño y se limitan a crear un “hogar-dulce-hogar” sobre cuatro ruedas. Su prototipo es simplemente una caja transparente de acero y vidrio, con techo y paredes móviles que pueden ascender desde una altura “de viaje” de cuatro pies a una “vivible” de 7 pies. Cuando esto ocurre, el Kar-a-Sutra se convierte en...

Contacta con nosotros

Francisco Remiro 44
28028 Madrid
dirección

+34 91 304 47 18
telefono

exit@exit-architects.com
información general

info@exit-architects.com
prensa